martes, septiembre 16, 2008

GASOLINA


La Mujer le imprecaba su falta de interés en la relación, que era un ser frío, que ella no era de piedra, que necesitaba algo de calor. Entonces bajó del carro, se roció la gasolina por todo el terno y encendió un fósforo. La abrasó hasta que comprendió cuán ardiente era su amor.

16 comentarios:

El ChuanK dijo...

Al fin pudo darle en la vena del ardor.

Jorge Torres dijo...

Al estilo que nostiene acostumbrado

zeta dijo...

Me gustó el comienzo, el final no mucho, aparte me recordó una idea similar que se basa en eso, buen blog, suerte.

Vitín dijo...

Buenazo.

vale la pena.

Dinorider d'Andoandor dijo...

pues a mi sí me gustan estos relatos negramente bonitos

Carlitos 7.9 dijo...

OYE Oye

PUEDO IULUSTRAR ESA ESCENA
DI QUE SI!

MaleNa dijo...

Tremendo, uno tiene que demostrar lo que palpita.

Un abrazo.


MaLena.

Ricardo Calderón Inca dijo...

ME GUSTA EL HUMOR NEGRO Y ESTE NO ESCAPA DE SU ATMÓSFERA...

Juanca dijo...

X cierto Gonzalo.

Me he mudado, ahora la direccion de mi blog es:

http://siniestroparcial.blogspot.com/

Sería chvre si me actualizas en tu lista de bloggers, y de paso te das una vueltecita.

Saludos

Juan Valle dijo...

Que vuen microrelato, usted tiene un buen tino para escribir de esa manera. Mire que escribirle después de tanto tiempo... no pude responderle a su comentario que por cierto fue algo muy reconfortante.

Evacristy dijo...

Pequeño y conciso,
Muy bueno!

Carlitos 7.9 dijo...

Ya te separé un disco eh

Discursiva. Revista de Literatura y Humanidades dijo...

Estimado, Gonzalo del Rosario

Felicitamos a usted por la publicación de sus cuentos y por difundir mediante su blog sus textos creativos y la literatura en general.
A modo de difundir la literatura
nosotros hemos colgado la portada de su libro en nuestro blog:
www.discursiva-ed.blogspot.com

Saludos cordiales,

Atte. Discursiva Editores

Aretha dijo...

JAJAJJAA, en todo caso hay veces en que los hombres no son tan cálidos como uno espera, quizás demasiadas veces

maloles dijo...

A veces escondemos más de lo que se piensan.
Hmmm, la inspiración es caprichosa.

Mua*

rondeldia dijo...

puta que rico, asi vale la pena morir... caliente