domingo, diciembre 27, 2009

Se termina no solo el año, sino la década, y quizás también todo el sentimiento de una generación que tuvo en las torres gemelas (a nivel mundial) y los vladivideos (a nivel nacional) sus eventos magnos de apertura y conchudez.

Tuvo a Brasil y a Francia repartiéndose el reinado, y a Zidane con Ronaldinho como los últimos grandes héroes representantes indiscutibles de los polos practicados en cada escuela. En medio de un juego extraño con el que se repartieron las copas los 2 países que siempre han mandado en la UEFA, en Italia '90 Alemania se la tuvo que llevar; en tierras cheleras Ballack se quedó una vez más sin mundial (una con una). Lo mejor fue la cortinaza a los manejos de la mafia con mayor crecimiento estupidizante del siglo pasado.

Al final Brasil sigue siendo o mais monstruo du mundo

Se fue el más loco de los escritores hispanoamericanos que la rompieron en lo que va del comienzo de los 2000'es que como ya lo dije alguna vez, iniciaron en 1999 (luego de tanta polémica de si en 2001 recién empezaba el nuevo milenio) Roberto Bolaño, cuyos
Detectives Salvajes y 2666 no solo vendieron -que creo en su caso es lo menos importante- sino como un nuevo escritor a sumarse al parnaso de aquellos mártires legendarios de la Literatura Cíclica, ya sea el genial y torturado escritor homosexual cubano Reinaldo Arenas o el engreído musicólogo adicto con propensión al cine, ídolo de cuanto emo haya gozado de sus facistoides líneas Andrés Caicedo, para citar algunos que durante este decenio fueron arrojados de su encaletamiento frustrado hacia las mazmorras de Anagrama, Tusquest y Norma.

Otros que recontrasonaron para los intelectualoides que campean de librería en librería: Cormac Mc Carthy -¿ya leíste
La Carretera?- David Foster Wallace -han llegado 17 ejemplares en 4 días me quedan 3, habla- Haruki Murakami -Éste es el autor que nos pidió el profe de Lengua I-

En esta década nos quedamos sin poetas: Eielson (2006), Watanabe (2007), Romualdo (2008) y Varela (2009)

Aunque apareció 80MB4RD3R0 para joder a cuanto sano y posero enarbole el mundillo de la pseuda literatura.

Al igual que nuestro aporte y presencia, quizás no muy difundida, en el fenómeno de la literatura latina en Estados Unidos con Daniel Alarcón y Eduardo González Viaña.

Comenzó con la partida de Harrison (2001) y terminó con el máximo pupilo que un Beatle pudo tener: Michael Jackson (2009)

La década fue marcada primero por los New Metaleros o raperos blancos con algo de fichas que no saben de qué quejarse quienes vieron su tope entre 1999 y 2001, extendiéndose hasta incluso el 2003, pero sucumbiendo ante los Garage Punks Post September Eleven los cuales intentaron revivir el rock and roll en momentos donde los charts eran liderados por Britneys y Christinas que solo se dedicaban a provocar más que a enseñar (Mute incluído). Así The Strokes, The White Stripes y Yeah, yeah, yeahs eran los sonidos más pegadores que esta década lanzó al estrellado pop a mediados de los 2000'es. Al final, el planeta se fue a la mierda con el advenimiento de
Broken Home los The winning days Emos What's the worst thing I could say movimiento que extrañamente retumbó toda la década y que a partir de la mitad hacia donde estamos ahora se tornó imbatible. Ya no era la ira depresiva grunge 90tera, ni la frivolidad boybandera, era la comercialización de la pena o hasta dónde puede llegar el ser humano con tal de probar y vender algún tipo de tesis de postgrado en Psicología del consumidor: Nazi.

Por lo menos a Perú llegó The Killers, que si bien no es la banda, este año a falta de pan la rompió (y es más de lo que se puede decir con un cartel plagado de reciclados intentando ganar sus últimas regalías en un país sudamericano que está dando la hora en su zona). Aunque poco podría comentar de música puesto que ya no suelo actualizarme como antes, sin embargo
Use somebody de Kings of Leon es la canción que más me proyectó este año con una gran mención a Yeah, yeah, yeahs que con Zero me acompañaron en varios viajes a lo largo destos 360yalgo de días.

Para los Beatlemaniacos la aparición del álbum 1 en el año 2000 y su derrocamiento a Eminem y Madonna de los topes de más vendidos demostró lo que sería la década para los 4. Alta densidad en Remasters y Tributos solo apto para desquiciados: Let it be . . . naked (2003), el espectacular Love (2006) sino lo consiguieron no merecen escuchar la remasterización integral de todos los Lp's salida el 9.9.9. Además de la película -y soundtrack- Across the universe (2007) y el show que el Cirque du Soleil presentó inspirado en Los Beatles; en cuanto a vigencia se completó una década redonda.

Se agradece a South Park, Family Guy, Robot Chicken y Boondocks el devolverle una pizca de conciencia social a la cada vez más previsible televisión plagada de aquellos bodrios denominados Reality's show's. Aunque la gran mayoría sigue prefiriendo a Los Simpsons de los que realmente solo vería sus temporadas 90teras pero jamás, Jamás, JAMÁSSSS compren su maldita película, que obviamente fue el fiasco más grande en esta década.

En cine mis favoritas variaron pero Tarantino con Kill Bill me impactó al igual que Eternal Sunshine of the spotless mind de Michel Gondry, por lo demás la década se plagó de trilogías y sagas como las de Matrix, Star Wars, Lord of the rings, Harry Potter, Twitlight cada una peor que la otra. Aunque renació una clara tendencia a parodiar la sociedad norteamericana en cintas como Juno (2007) o Little miss sunshine (2006). En Perú dos producciones pararon al cine nacional Días de Santiago y La teta asustada. Lo demás, a menos que haya habido desnudos, es olvidable.

Como ven estos 2000'es tienen todas las características para pasar desapercibidos en la historia.

Y ello sin mencionar la Web Revolution . . . que ayudó, ayuda y ayudará a tanto donadie con ganas de comunicar algo.

5 comentarios:

pamela dijo...

¡¡¡FELIZ AÑO BEATLEMANIACO !!!

uN ABRAZO DE OSO

ANA NEW YORK dijo...

INTERESANTE RESUMEN DE LA DECADA.
QUE BUENO VOLVISTE A ESCRIBIR.
SALUDOS.

Dinorider d'Andoandor dijo...

sí, la web revolution


por lo demás ... hummm, poco

Rensso Chung dijo...

No Gonza,la peli en realidad se llamaba Full Metal Jacket, pero, en Lamas, la recordabamos más por ese nombre, Nacido para matar.

S.F.C dijo...

Es la bolsa que guarda cada acontecimiento y cada marca de porro...