domingo, abril 20, 2008

PAPEL HIGIÉNICO
Photobucket

El niño bien vestido ingresó al baño y encontró trozos de papel higiénico fuera del tacho. Como era limpio, ordenado y obedecía todo lo que su madre le inculcaba, se agachó y al momento de agarrarlos, se convirtió en otro pedazo de papel con tanta diarrea que se escurría por los costados.

24 comentarios:

Mynita dijo...

UMMM..NO SE Q PENSAR.. PERO ME SUPONGO QUE LA RUTINA ES COMO UN PEDAZO DE PAPEL SUCIO DONDE TRATAMOS CADA DIA DE SALIR DE ESA SUCIEDAD PARA NO SENTIRNOS VANOS...

Ulysses dijo...

Divertida Historia, pero si le toca uno lo que pasa en la foto es bastante desagradable jaja.

Saludos

Evacristy dijo...

Aggggg, jajajaj,
Recontra mongol el niño, como va agarrar los papeles asquerosos.
Eso le pasa por mongol!!!!

RacuRock dijo...

no la cache jejeje

mishky dijo...

Yo también he visto ese niño, pero no lo imaginaba convertido en papel higiénico.

mi despertar dijo...

Mu bueno me hiciste sonreir

Pedro dijo...

Gonzalo, tu blog está lleno de momentos buenísimos, como este mini relato que te deja un poco así como con el cu... al aire.
Me ha gustado mucho. Gracias por tu visita y comentarios. Volveré por aquí.
Un abrazo.

David Navarrete dijo...

Al igual que Myrna, no se que pensar.
lo único que te digo es que todo intento por innovar en la narrativa es bueno

Garo dijo...

etto...

Anónimo dijo...

porque no uso otro baño, se puede elegir o no?
.....creo q no?

lully desnuda dijo...

Un tanto genial tu mini relato pero no creas, impresionante, como las tantas impresiones que a través de internet nos toca evidenciar. Nosé pero sí me deja mensaje, rodearnos de lo mejor nos lleva a ser mejores.

besitos amistosos para tí desde Colombia!

Fabio dijo...

Del papel higiénico vienes, y en él te convertirás jejejjjjjj
Qué ocurrente, me he partido el culo de risa... muy bueno
Ahora que putada acabare el papel, y encontrarse ese papelito... yo cojo al niño convertido y me limpio con el lado bueno jejejj
saludos

Oscar Ramirez dijo...

sobre el criterio de la evolución temática, es claro que el intento general es bueno y necesario. luego, sobre la metáfora del cuento, ubico esta dentro del ámbito de lo fantástico y el criterio de que al tratar de ser diferentes del resto, volvemos al inicio de la humanidad, es decir: somos iguales a los millones que necesitan la originalidad. es un criterio metafórico, y no tiene por qué ser así, es sólo una opinión.

sólo nos queda leer aquello que evitamos comprender, y además, dejar que los locos escriban con la libertad de una palabra dormida. bueno.

Ricardo J. Román dijo...

Amigo, tienes una historia muy buena entre tus manos. Me gustó mucho.

Saludos.-

Luna Agua dijo...

Quizas no siempre hay que hacer caso en todo a mamá.....




Un buen blog.
Felicitaciones y buena idea publicarte por internet.



Abrazos

Fermina Daza dijo...

¡Vaya, Gonzalo! Justo acabo de tomar una tacita de chocolate con bizcochos, creo que se me van a atravesar en el estómago.

¿Sigues en New York? He leído todas tus crónicas desde allí.

Abrazos

Revista *CaLMa* dijo...

No problem, todavía queda el cartón...Muy bueno el post de Nueva York, es lo que tiene NY, que parece que ya estuvimos allí.

Jesús

MAR dijo...

WAKALA!!!

Matt dijo...

HOLA, PASASTE POR MI BLOG Y ME DEJASTE UN COMENTARIO, NO LO ENTENDI.
ME QUEDE A LEER UN POCO EL TUYO, INTERESANTE.
ME GUSTARIA TRABAJAR CON VOS YA QUE TU ESCRIBES Y YO DIBUJO, A DISTANCIA, ME RESULTA INTERESANTE. PODRIA ILUSTRARTE ALGUN CUENTO.
UN ABRAZO

Jorge Atarama dijo...

me has hecho recordar a todos esos chistes que se escriben aquí en Perú en las puertas de los baños y que hacen más amena tu breve estadía por los desfogues estomacales. Saludos.

Esther dijo...

¡Ja,ja,ja,ja,ja! ¡Qué asco! ¡puaj! Pobrecito.

Saluditos.

Satine dijo...

jajajaja, me hiciste reir, saludos, y gracias por pasarte por mi blog, soy un pelín reivindicativa, lo siento.

besos desde el paraíso en Extremadura

Pato dijo...

Mmmmmm , a veces no hay que ser tan limpio !

alycie dijo...

Cuando ingreso en el baño, yo no necesito papel, yo ingreso de memoria.
¡Salud!