domingo, noviembre 02, 2008

CARROZA

Photobucket

Esa noche despedimos a mi tío desde la puerta del hotel. Solo estaba la familia y amigos más cercanos. Todos le abrazamos fuerte; y entre sonrisas y felicitaciones, dejamos que subiese a la parte trasera de la carroza y se metiera en su ataúd.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

LO JUSTO Y PRECISO PARA LA CELEBRACION DE HALOWEEN.

MUY OPORTUNO PARA LA FECHA.

ERICK.

Anónimo dijo...

Que Loco!!!!

Evacristy

Jorge Torres dijo...

La locura de la imaginacion, o quiza sea un hecho real, o quiza sea un hecho recordado de otra vida, lo que importa que ahora esta escrito, relato corto, quiza el mejor de todos.

Carlitos 7.9 dijo...

jaja tu si que me traes buenas imagenes a mi cabeza...

Juanca dijo...

Al fondo había sitio.


X cierto, no sé como, pero llegué a leer tu texto:Madrugada Salvaje.

Realmente muy bien escrito, recuerdo que ese día fui al chaska justo cuando tocaban los salvajes, pero no llegué a entrar, y te pasé la voz justo cuando bajabas del taxi con tu digital xD...

Saludos

Oscar Ramirez dijo...

pequeño, distante, lejano, conciente, fugaz, eterno . . . una palabra en la oscuridad de las palabras, el juego de la noche sobre ruedas y el destino.

He ahí el destino, encerrado en una pequeña habitación.

cucho dijo...

una manera elegante de despedirse!!

Carlitos 7.9 dijo...

Hey mandame tu direccion para enviarte algo, ya sabes mi correo.
un abrazo

Piero dijo...

un velorio muy barato

LESLIE dijo...

algun dia tds tomaremos nos sentaremos en el asiento trasero de la carroza.... no kedara mas q disfrutar del ultimo paseo.

pamela dijo...

me parece la despedida mas tierna y emotiva