domingo, febrero 06, 2011


PANDA EN EL QUIRÒFANO DE LA IMITACIÓN

Vi a los catorce años el video Buen día de la banda mexicana Panda, o PXNDX como chucha quieran denominarse. Corría el último trimestre del 2000 cuando en Telehit o a veces en Mtv (transmitido por México) rotaban esta canción que me causó gracia por la letra a la que no le encontraba asociación alguna con un grupo ilegal de motocross (¿?)

Por aquellas épocas, Estados Unidos producía a gran escala centenares de imitadores de Green Day, con un Green day que ya no quería ser Green Day, desde que regalara su unicorde y simplona balada punk acústica Time of your life en 1998. Entonces ante la negación de sus inspiradores a continuar por la senda del chongo y la chacota impuesta por discográficas para vender una imagen de punkeke vacilón que tanto atraía a las adolescentes, Blink 182, New found glory, Sum 41 y un largo etcétera, tomaron la posta invadiendo el mercado new punk con disforzadas y repetitivas tonaditas nasales.

Era comienzos del verano 2001 cuando Panda sonaba como una más de aquellas bandas imitadoras de Green Day. Entonces por fortuna cortaron el cable en mi casa y no volví a saber nada de ellos. Hasta que 4 años más tarde, en pleno apogeo de lo Emo, cuando aquel buen rock vintage practicado por The Strokes o The White Stripes, entre otros, se negaba a morir, y las pantallas inoculaban el virus de los rímels y el pelo planchado entre adolescentes descepcionados, nos llegó una cita en el quirófano.

Good Charlotte, Simple Plain, Avril Lavigne, Ashlee Simpson, y hasta Hillary Duff con Lindsay Lohan de regalo, entre lo más descartable; y My Chemical Romance junto a los resucitados Green Day, quienes a falta de referentes, se erigieron como los abanderados de la clásica "contra-cultura" que nace a mediados de cada década (protestando contra la guerra de Irak y diciéndole a su América que eran unos idiotas) practicaron aquella cortavena predilección hacia las lágrimas llamada Emo.

Esto propició que bandas como Panda, que de seguro andaban friendo hamburguesas en alguna parte, no solo cambiaran su nombre a PXNDX (a fin de googlearlos más rápido) sino que aprovecharan el tumulto para volver a colgarse de la tendencia americana de moda, siendo lanzados como unos "Original Mexican Emo".

Claro que una vez promocionadas las canciones del Para ti con desprecio (2005), disco que marcó a toda una generación de emos latinoamericanos con el corazón desgarrado, los integrantes de Panda sabían que estaban condenados a continuar con la maldición del rock popular en español, que solo imita y jamás inventa (con sus contadas excepciones).

Entonces si la nueva ola setentera reciclaba al rock and roll de los 50 y primeros 60's, o los álbumes ochenteros de Soda Stereo sonaban a Indochina; Panda con temas como Tal vez así es mejor, odiame / Porque tú muerta estarás / Me sacará el corazón, transplante de corazón, ahí te va mi dolor / estaba mostrando al mundo su tesis en "Imitación de tendencias", siendo aprobados de forma unánime por los ejecutivos de Mtv.

No contentos con el éxito emolientero, Panda necesitaba su máster. Así que buscaron inspiración, un poquito más lejos, como queriendo algo caleta. El myspacemusic y el youtube los transportó a Inglaterra donde The Arctic Monkeys daban la hora en lo concerniente a rock conchudo y visceral adolescente.

PXNDX logró su maestría cambiando nuevamente de look a lo que corría por el mundo. Si al comienzo eran Blink 182, luego, Good Charlotte (en etapa So Predictable . . .) ahora se alucinaban indies ingleses admiradores de Kaiser Chiefs, Kasabian y sobretodo Arctic Monkeys.

Esta última etapa les daría a finales del 2006 la consolidación definitiva de su estilo mercenario (¡JÁ!) con Amantes sunt amentes, y su proyectada diske indie en Narcisista por excelencia, aparte de quizás su canción más esmerada Los malaventurados no lloran, cuyo video me transmite mucha felicidad.

Si bien la voz de Pepe Madero (puta qué mexicano ese nombre) es por decirlo de una manera amable, insoportable, en especial su constante desafinación al razgar la voz por querer darle ese toque sufrido y rockanrolero, que obviamente jamás conseguirá, sus fanáticos en la segunda mitad de la década pasada lo idolatran. Comprobé lo enunciado cuando vi a amigos(as) llorando borrachos y gritando Aquí todo está peor, que al igual que ella / mi voluntad también murió / Le quiero platicar que todo sale mal /
que yo la alcanzaría teniendo la oportunidad . . .

Esta aburrida tarde de domingo prendo el cable y observo que han grabado un Mtv unplugged. No puedo dejar de vomitar improperios al verlos ahora alucinándose Kings of Leon, ta que estos ones no aprenden.

1 comentario:

carlos lavida dijo...

Que son una basura carajo!!
Como no se enredaron con su cordon umbilical antes de nacer y morían ahoracados. jjaja
No , en serio, buen análisis, como fue que Green Day que tenía buenas canciones pasó a tener canciones tan vanas?. Lo peor es que ya tienen como 50 años y se pintan los ojos.